Cuidados para cabello teñido
Aunque las mujeres adoramos hacernos drásticos cambios de look en los que a menudo se contemplan los cambios de color, lo cierto es que algunos productos como los tintes o los decolorantes (que a menudo hay que realizar antes de aplicar tintes claros sobre cabellos oscuros) resultan altamente perjudiciales para la salud de nuestro cabello.

No obstante, a veces es necesario que lo hagamos ya sea por nuestro aspecto o para sentirnos mejor y no debemos sentirnos culpables, pues es posible compensarle con algunos cuidados extra que lo ayudarán a mantenerse tan sano y brillante como siempre.

Para conseguir que tu pelo esté tan sano como al natural debes atender especialmente la hidratación de tu cabello, pues algunos ingredientes químicos de los productos de higiene y cosmética acostumbran a secar muchísimo el pelo. Utiliza champús especiales para cabellos teñidos, no abuses de los lavados y aplica una mascarilla hidratante como mínimo una vez a la semana.

Es imprescindible también que vayas a menudo a la peluquería a cortar esas puntas secas y abiertas que tan mala imagen dan a los cabellos teñidos. Los rayos solares son también muy perjudiciales para todo tipo de cabellos, más aún si se trata de melenas teñidas o con mechas como la tuya que además de secarse pueden ir perdiendo el color de tu tinte. Para evitarlo, utiliza sprays de protección solar especiales para cabello no solamente cuando te expongas al sol sino también en tu día a día durante estos calurosos meses de primavera y verano.

Y volviendo a los tintes, debes tener en cuenta que la mayoría de ellos contienen agua oxigenada y amoníaco entre sus ingredientes, por lo que no es recomendable realizarlos muy a menudo: si quieres mantener sano tu cabello aguanta como mínimo tres semanas o un mes antes de volver a realizarlo.