Consejos para cambiar el color del cabello
A menudo creemos que podemos cambiar nuestro look tan fácilmente como queramos; aunque esto es relativamente cierto no debemos confiarnos demasiado, porque que pueda hacerse no quiere decir que sea siempre recomendable.

El color del tinte es una de estas cosas que hay que plantearse seriamente antes de pensar en un cambio, no sólo porque debemos tener en cuenta cuáles serán los colores que nos favorecerán más sino también porque no todos serán adecuados según las condiciones de color de nuestro cabello.

Por eso, para empezar debes partir de la base de que el color que ves en la caja no es exactamente el tono que obtendrás en el cabello, pues el resultado dependerá de tu cabello natural.

Consejos para cambiar el color del cabello
Por otra parte, no puedes ser muy radical con los cambios de color por varios motivos: el primero es sencillamente que el cambio puede ser muy impactante tanto para ti misma como para los demás, por lo que es muy posible que sea difícil acostumbrarse a él. Lo mejor es que te pongas un plazo de tiempo y vayas cambiando de color gradualmente hasta conseguir el tono deseado (por ejemplo, si te tiñes de negro a rubio deberás pasar por una época con castaño).

En segundo lugar debes tener en cuenta que no puedes pasar de colores oscuros a claros con un tinte corriente (sí de claro a oscuro), sino que tendrás que decolorar el cabello antes de teñirlo. Aunque puedes decolorar el cabello en casa, lo mejor es que acudas a una peluquería para obtener mejores resultados.

Además, los cambios de este estilo dejarían colores algo indefinidos en el cabello. Lo mejor es probar con cambios leves de uno o dos tonos (arriba o abajo), que sí que suelen ser aceptados por el cabello; así sería posible, por ejemplo, teñir de un marrón chocolate a un castaño claro y obtener buenos resultados.