Cómo quitar manchas de tinte en la piel
Son muchas las mujeres que se tiñen el pelo en casa para evitar ir a la peluquería y poder ahorrar así algo de tiempo y dinero. A pesar de estas evidentes ventajas, teñirse el pelo en casa tiene también algunos contras que pueden crear reparos a la hora de ponerse manos a la obra.

Uno de ellos es que los componentes químicos del tinte suelen dejar antiestéticas manchas oscuras sobre nuestra piel durante al menos un par de días, unas manchas que a pesar de frotar y frotar hasta dejarnos la piel colorada no podemos eliminar… Si quieres acabar con estas manchas fácilmente, toma nota de estos trucos caseros y acabarás con el problema.

Uno de los más básicos es coger un algodón (como los que utilizas para eliminar el esmalte de uñas), empaparlo con un poco de champú y alcohol de 90º y frotarlo suavemente sobre la superficie en la que se encuentran las manchas.

Aunque puede no resultar demasiado agradable, otro recurso casero es utilizar la ceniza de un cigarro: mezcla la ceniza con agua, coge una gasita y humedécela en la sustancia para luego frotarla muy delicadamente sobre las manchas. Tras esto, lávate la cara y ponte un poco de crema hidratante.

Puedes utilizar estos trucos tanto sobre en cualquier superficie de tu piel, incluido el cutis. Eso sí, en esta zona deberás andarte con especial cuidado, pues la piel es más frágil y se encuentra muy cerca de los ojos.

Si quieres evitar en la medida de lo posible que esto vuelva a ocurrir, la próxima vez aplica sobre tu rostro (especialmente sobre el contorno del cuero cabelludo y las orejas) un poco de crema hidratante o vaselina antes de teñirte para que el producto no pueda ser absorbido por la piel tan fácilmente.