Cómo introducir el agua termal en tus rutinas de belleza

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter1Share on Google+1

consejos-agua-termal1
El agua termal es muy buena para los cuidados de la piel. Son varias las marcas de cosméticos que hacen uso de ella para ofrecernos todos sus beneficios, que pueden variar dependiendo de los minerales que vayan incorporando en el camino que hacen por las rocas del subsuelo, donde absorben todas sus bondades antes de manar a la superficie.

Los consejos que te traemos hoy están encaminados a conozcas algunos de sus usos y la manera que tienes de introducirla en tus rutinas de belleza. Además de cuidar tu piel, te ayuda a fijar el maquillaje y cuando te desmaquilles será muy útil para regenerarla durante la noche.

Efecto hidratante

El agua termal tiene un efecto hidratante muy bueno, y por eso la puedes llevar en tu bolso para utilizarla si ves que tu piel está muy seca por efecto del aire acondicionado o la calefacción en la oficina o incluso para vaporizar el rostro cuando vas en el avión. También te la puedes aplicar durante el día si aprecias signos de sequedad en el rostro.

consejos-agua-termal2

Efecto antioxidante

Algunos de los nutrientes del agua termal como el magnesio ayudan a combatir la oxidación de la piel por acción de los radicales libres que pueden verse afectados por el sol. Este efecto antioxidante es muy bueno para combatir la llegada de un envejecimiento prematuro.

Efecto calmante

Si te has depilado y tienes la piel sensible e incluso roja e irritada, si te has quemado con el sol o tienes una rozadura, vaporiza agua termal sobre la zona para contribuir a la regeneración de la piel y aliviar la sensación de picor, escozor o quemazón. Y si has hecho deporte y estás con el rostro muy rojo y tienes una reunión después, por ejemplo, te servirá para que tu cara regrese a su tono habitual de una manera más rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *