Cómo hacer un moño de ‘banana’
A pesar de que nunca pasan de moda, los peinados de fiesta más tradicionales están sufriendo una crisis de estilo que parece comenzar a resolverse gracias a algunas innovaciones que proponen una renovación de los estilos. ¿El objetivo? Aportar toques de modernidad a los peinados y recogidos más clásicos para conseguir un aire más casual.

Hoy te proponemos la versión renovada del moño italiano, peinado al que ya se ha bautizado como ‘moño de banana’ y que adquiere un aspecto más juvenil y desenfadado. ¿Te gustaría aprender a hacerlo? A continuación te dejamos la guía paso a paso, ¡no te la pierdas!

Para realizarlo necesitarás un peine fino, horquillas, cepillo, una diadema elástica de tipo goma, un espray voluminizador, laca y, por supuesto, seguir religiosamente los siguientes pasos:

1. Lava tu cabello de la forma habitual, pero procura darle algo de volumen con el secado: puedes aplicar un espray volumninizador, secar despeinando con la toalla y darle finalmente un toque de secador para eliminar la humedad restante.

2. Separa el cabello de toda la parte frontal del resto (haz una raya horizontal de oreja a oreja) y tapa con él tu cara; carda el cabello de la parte trasera en la raíz para conseguir más volumen y fija con laca.

3. Toma el cabello de la parte frontal y únelo al resto cepillándolo con suavidad sobre el cabello al que has dado volumen (e incluso coloándolo con tus propias manos para un efecto más despeinado) con el fin de cubrir de forma estética el aspecto poco favorecedor del cardado.

4. Coge el pelo a la altura de la coronilla (como si fueras a hacer una coleta), haz una especie de nudo o rosco con él y sujétalo con clips: debes recoger el cabello anudado y enrollarlo hacia uno de los lados de una sola vez para luego colocar las horquillas en vertical. De este modo, el nudo quedará oculto y tu cabello recogido en un original peinado.

5. Aplica un poco de laca para fijar el peinado, pero no le restes ese aspecto natural y desliñado intentando colocar cada cabello en su lugar.

6. Remata colocando la diadema de tipo goma apenas un par de dedos por detrás de la frente, pues de este modo marcarás mucho más el volumen del cardado.

Puede parecer complicado, pero verás que es más fácil de lo que parece cuando lo pongas en práctica.