Cómo hacer la permanente de pestañas
Tener siempre buen aspecto es una posibilidad que cada vez tenemos más al alcance de las manos, y es que los avances en cosmética nos lo facilitan cada día más.Tanto, que hoy en día incluso podemos realizarnos permanentes de pestañas para lucir una bella mirada las 24 horas del día.

Aunque lo mejor es que acudas a un centro de estética para quitarte complicaciones, si eres mañosa con esta clase de tratamientos también puedes llevarlo a cabo tú misma en casa.

Para ello necesitarás hacerte con todos los productos necesarios, que incluyen además de los limpiadores las lociones permanentes, así como los geles regeneradores.

Lo primero es limpiar tu rostro haciendo especial hincapié en los ojos y las pestañas, que deberás limpiar con una solución no grasa. Si no hay una buena limpieza, los permanentes pueden no actuar como deberían y el resultado podría no ser el esperado.

Con el párpado y las pestañas secas, aplica el pegamento o cola adhesiva sobre la raíz de las pestañas siguiendo su forma natural.

Aplica el bigudí sobre la línea y ve pegando pestaña a pestaña sobre éste de forma delicada, sin dejar ninguna suelta o derecha, pues este momento del proceso es la clave para conseguir buenos resultados (si se quedan pegadas o cruzadas las llevarás así durante meses).

Coloca el gel permanente sobre el conjunto y déjalo secar durante el tiempo que recomiende el fabricante, que puede ir entre unos 10 o 20 minutos aproximadamente. Cubre los ojos con un plástico para conseguir un efecto calor que favorezca la absorción del producto.

Cuando haya transcurrido este tiempo quita el plástico, retira el producto con un bastoncillo seco y aplica el gel neutralizante sobre las pestañas para dejarlo actuar (cubierto por un plástico) otros 10 o 15 minutos.

Retíralo todo con un algodón mojado en agua templada, cepíllalas y… ¡voilà! Ahí tienes los resultados.

Como consejos finales, no maquilles tus pestañas en un mínimo de 24 horas y no hagas un tinte de pestañas en 3 días (72 horas).