Cómo exfoliar las piernas paso a paso
La exfoliación de la piel es importantísima en cualquier época del año, incluyendo la de las piernas, que estarán bastante escondidas durante los siguientes meses. La exfoliación de las piernas profunda arrastra las células muertas y elimina descamaciones, dejando la piel de las piernas lista para recibir los tratamientos hidratantes básicos y necesarios.

La exfoliación hace que tu piel se vuelva más suave y más radiante, por lo que nunca deberás olvidarte de ella. Lo primero que deberás hacer es elegir un exfoliante, que podrás adquirir de tu tienda de cosméticos de confianza o realizarlo a base de productos naturales. ¡Tú decides! Una vez escogido el producto, o elaborado en el caso de que hayas escogido la opción casera, deberás aplicártelo haciendo movimientos circulares y rápidos. Comienza primero por los tobillos usando tus dedos o la palma de las manos mientras vas gradualmente hacia arriba. Deberás cubrir toda la superficie, incluyendo las pantorrillas y los muslos.

Cómo exfoliar las piernas paso a paso
A continuación tendrás que dejarlo reposar unos 5 minutos y enjuagarlo bien con agua fría para cerrar los poros quitando la piel muerta. Puedes probar de utilizar un guante para exfoliar, que están hechos de esponja vegetal, de sisal o de red de nailon. Además, su textura promueve la circulación y el crecimiento de nuevas células. Recuerda que deberás enjuagarlo completamente después de usarlo, ya que las células muertas y residuales y el exfoliante promueven el crecimiento de bacteria. Por último deberás secar tus piernas con una toalla, aplicar tu hidratante favorito y masajear la piel para que los poros la absorban.

Si quieres que tus piernas se mantengan siempre suaves, la exfoliación deberá formar parte de tu rutina de belleza diaria al menos dos veces por semana.

¿Estás preparada para exfoliar tus piernas?