Cómo colocar los rulos
Los rulos son uno de esos tradicionales recursos de peluquería que utilizaban nuestras madres y hasta las abuelas de nuestras abuelas para lucir una hermosa melena ondulada siempre perfecta.

Aunque es muy posible que hasta el momento sólo hubieses escuchado hablar de ‘rulos’ en general, lo cierto es que hay distintos sistemas que se aplican de modos diferentes sobre el cabello.

¿Quieres saber cómo conseguir un look total con cada uno de ellos? ¡Aprende a utilizarlos!

Debes comenzar por entender cómo funcionan los rulos para ondular, y es que cuanto más grandes sean los mismos más amplios y voluminosos serán los rizos de tu melena. De este modo, escoge a conciencia el tipo de rulo que quieres siempre en función de los resultados que desees conseguir.

Cómo colocar los rulos
A continuación te dejamos los rulos más utilizados:

Rulos normales: Son aquellos tradicionalmente utilizados por nuestras abuelas. Debes separar mechones en el cabello húmedo (tanto vertical como horizontalmente), colocar los rulos sujetados por pinzas y aplicar el calor procedente de un secador de mano o fijo como los de las peluquerías. También puedes aplicarlos con el pelo casi seco aunque ligeramente humedecido y dejar que se vayan secando de forma natural durante horas.

Rulos eléctricos:
Conectas los rulos a la electricidad, esperas a que estén suficientemente calientes y los aplicas rodeando cada uno de los mechones que has separando en el cabello (completamente seco). Es una de las opciones más modernas y acostumbra a venir en packs de 6 a 8 unidades.

Rulos de velcro: A excepción del hecho de que se sujetan con el propio velcro y no con pinzas estos rulos tienen el mismo modo de uso que los tradicionales. ¿Un contra? El cabello se rompe con facilidad y hace que no sea recomendable su uso continuo.

Ya sabes, si no eres precisamente una experta con el secador, las planchas para el cabello o las tenacillas onduladoras no esperes más para probar la técnica más tradicional… ¡Te dará menos faena y los mismos resultados!