Ampollas flash para el maquillaje
Conseguir estar radiante consiste en algo más que tomar cuatro o cinco productos de maquillaje y aplicarlos con más o menos gracia sobre el rostro, y es que el mundo de la cosmética esconde grandes secretos todavía por descubrir para muchas de nosotras.

Uno de ellos son las ampollas flash. Tranquila, que a pesar de un nombre que puede sonar a quirófano esto no es más que un tratamiento nutritivo para preparar la piel antes del maquillaje y conseguir de este modo unos resultados espectaculares.

Las ampollas flash contienen un milagroso líquido que aplicado sobre la piel del rostro de forma uniforme conseguirá un cambio inmediato en la misma gracias a una fortísima hidratación que le dará luminosidad, firmeza, tersura y una fijación duradera durante un montón de horas.

Precisamente por eso este producto cosmético es constantemente utilizado para las ocasiones especiales como las bodas o las celebraciones, y es que el maquillaje permanecerá increíblemente intacto hagas lo que hagas. No obstante, también es importante no abusar de este producto puesto que utilizado en exceso podría resultar nocivo para la piel.

Pero, ¿cómo aplicarlo?

– Rompe con cuidado la parte superior de la ampollita de cristal con cuidado de no hacerte daño ni desperdiciar producto (un paño te ayudará a conseguirlo más fácilmente).

– Entonces deberás poner un poco del líquido en tus dedos e ir aplicándolo mediante suaves golpecitos sobre todo el rostro y también sobre el cuello.

– Deja actuar al producto sobre la piel durante unos 10 o 15 minutos hasta que se encuentre completamente seco, y entonces comienza a aplicar tu maquillaje de la forma habitual.

No olvides que generalmente este producto no se puede conservar una vez abierto, por lo que deberás utilizar su contenido por completo.

Por último, recuerda también que esta base de ultra hidratación es suficiente para el rostro, por lo que no deberás utilizar otras cremas o humectantes.